Facebook Twitter Google Maps E-mail
Home origen de la romería

origen de la romería

Hacia el año 1828, en urbanizarse el entorno de la calle Gran de Gràcia, se instaló en el número 111 (esquina calle Sant Marc) un horno propiedad de quien sería el fundador de la primera colla, Josep Vidal i Granés, hijo de la Parroquia de Santa Maria del Mar, en Barcelona.

 

El pastelero no gozaba de muy buena salud y, siendo tan devoto de Sant Medir como era, le prometió que si se curaba, cada 3 de marzo (festividad del Santo) iría a su Ermita en la Sierra de Collserola y lo haría encima de un caballo a la vez que anunciaba por el barrio su promesa.

 

El año 1830, cuando ya se encontraba mejor, inició la que sería la primera romería. El siguiente año fue acompanyado por familiares y amigos, creando la primera colla, la del Vidal. Así, año tras año, se fueron añadiendo amigos, vecinos, conocidos… hasta formar otras collas en Gràcia, Sarrià, Sant Gervasi y Sants.

 

La primera noticia escrita aparece en el Diario de Barcelona, el año 1853, donde se informaba a los ciudadanos de la gran Fiesta de Sant Medir que entonces reunía ya a 300 personas de toda Barcelona. El buen Vidal murió en Barcelona el año 1856 a causa de su enfermedad pero todavía hoy recordamos su hito.

 

actualmente…

…26 collas participan activamente en la Fiesta de Sant Medir el día 3 de marzo en los barrios de Barcelona, Gràcia, Sarrià, Sant Gervasi y La Bordeta. La fiesta se inicia de buena mañana con la formación de las diferentes collas en sus locales sociales para empezar los pasacalles por los diferentes barrios. Al mediodía, las collas participan en el encuentro en la Ermita de Sant Medir, en medio de Collserola, junto con los ciudadanos de Sant Cugat. Al atardecer, todas las collas juntas desfilan por la calle Gran de Gràcia hasta los Jardinets lanzando toneladas y toneladas de caramelos.

 

Desde hace bastantes años, el domingo después del 3 de marzo las collas vuelven a celebrar la fiesta alrededor de la Parroquia de Sant Medir en el barrio de La Bordeta.
© Federació de Colles de Sant Medir